miércoles, 4 de julio de 2012

Los Carretilleros: El Cuento de nunca acabar

El reordenamiento del Casco Central se intenta desde el 2006 

Las costuras políticas empiezan a visualizarse en las protestas de los conocidos “carretilleros” que han tomado el casco central arbitrariamente para según ellos “llevar el pan diario a sus casas”. Sin embargo las denuncias en sus contra no se han hecho esperar. Comerciantes formales y transportistas apoyan la medida de la municipalidad, y exigen que los “carretilleros” no regresen.

Maracaibo 24 horas/Noticias Maracaibo. El caos y la suciedad se fueron del casco central. Comerciantes, Transportistas y usuarios han expresado su satisfacción por la medida tomada por la Alcaldesa de Maracaibo Eveling de Rosales, ya que ha sido la única que ha podido devolverle al ciudadano sus vías. Aceras y calzada lucen totalmente despejada ya que más de 500 carretilleros han sido retirados en busca del reordenamiento de la Avenida Libertador de Maracaibo. 

Pero la felicidad poco ha durado. Los “carretilleros” que son comerciantes informales que se han ubicado donde mejor les ha parecido, y de quienes no se tiene un censo formal, han cerrado en dos oportunidades la avenida Libertador en protesta por la ejecución del decreto 037, afectando a miles de ciudadanos que a diario cruzan la capital zuliana a través del centro.


Protesta o Política

Y es que esta no parece ser una simple protesta, parece más un montaje político del grupo que adversa la gestión de Trejo de Rosales. Desde el año 2006, durante la administración de Gian Carlos Di Martino, y así cada inicio de año,  una medida igual fue tomada por la municipalidad, con la diferencia que en aquella oportunidad fueron más de 2000 los “carretilleros” que fueron desalojados de las avenida Libertador. En aquella ocasión la Directora de Mercado para la época, Milagros Higuera, informo que era parte de un plan de reordenamiento del casco central, y prometió que esos ciudadanos serían próximamente ubicados en el famoso Mercado Simón Bolívar.

Problema Heredado 

Hoy a seis años de aquel acontecimiento muchos son los comerciantes que recuerdan aquella promesa. Karina, comerciante de la redoma, dice que recuerda clarito como si fuera ayer. “yo creo que esa es la mejor decisión, ellos llegan en diciembre para aprovechar que la gente tiene cobritos, pero después en enero no se van. Cada vez son más y eso nos afecta a los que si estamos permisazos” acotó la joven a Maracaibo 24 horas, mientras organizaba su mercancía. 

“Di Martino prometió reubicar a esa gente en el Mercado Simón Bolívar, pero después llegaron las elecciones y los dejaron allí por que esos eran votos, no son bobos” dijo el Sr. Ramón Añez, conductor de la ruta Sabaneta.

Así recuerdan quienes hacen vida en el centro de Maracaibo los intentos de reordenar el lugar. Hoy la primera autoridad del municipio ha logrado un avance importante en esta materia. Muchos han aplaudido la medida. Sólo los “carretilleros” quienes antes no se habían organizado, ni nunca fueron censados, rápidamente empiezan a hacerlo. Ellos (carretilleros) aceptan que tienen que ser desalojados, por que incumplen la Ley; sin embargo presionan para ser reubicados. Y es que lo que en un principio pudo ser la solución hoy ni siquiera pertenece a la Alcaldía de Maracaibo: El Mercado Simón Bolívar, el cual hoy se ve desolado y sub. utilizado.  

La posición oficial

La Alcaldía de Maracaibo nunca se ha negado al diálogo. Tal es el caso, que el decreto que obliga a los carretilleros a despejar las vías estaba en vigencia desde agosto del pasado año, sin embargo, la propia Alcaldesa dio un lapso hasta el mes de enero para que se hiciera efectiva la medida. Esto no fue suficiente. Los “carretilleros” dicen que tienen que reubicarlos. ¿Pero cómo reubicar a quienes nunca estuvieron ubicados? Una pregunta compleja. Y que se ha convertido en un conflicto en puertas. La municipalidad quiere mesas de trabajo. Solicitan que estos ciudadanos (carretilleros) se censen, mientras se busca un lugar adecuado para su permanencia. Ellos dicen estar desesperados. Pero más que una medida de protesta parece un plan bien orquestado y planificado. Sea usted el juez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada