martes, 16 de febrero de 2016

Con la soga al cuello - por Gladys Socorro @gladyssocorro


El Gobierno termina de cavar su propia tumba. En su hambre desmedida de poder y por tener el control absoluto, sigue aferrado al Tribunal Supremo de Justicia como único muro de contención para frenar cualquier propuesta, buena o mala, que haga la Asamblea Nacional. Pero con el Decreto de Emergencia Económica se pusieron la soga al cuello.

Se convirtieron en los amos absolutos de la papa caliente. Son los únicos responsables de buscarle soluciones rápidas y efectivas a la profunda crisis que lleva a los venezolanos por la calle de la amargura. No tienen excusas. "Allí tienen a su muerto resucitado, a ver si pueden arreglar algo", confirmaba Henry Ramos Allup, presidente de la Asamblea Nacional, una vez enterado de la decisión jurídica. Maduro y su combo se seguirán pagando y dando el vuelto, cosa que no es nueva pero que, en esta crítica realidad, solo de pensarlo le pone a cualquiera los pelos de punta, además de hundirnos en la desesperanza. Y cómo no, si este Gobierno se ha empeñado, día tras día, en hacerlo mal, muy mal y peor.

Las alarmas están que explotan. Si bien la Asamblea Nacional gana tiempo con la dantesca decisión jurídica para avanzar en su evaluación del camino para reformar el TSJ, el pesimismo colectivo comienza a hacer mella entre los venezolanos. La sensación generalizada es de estar en un atolladero, en un callejón sin salida, mientras no se revierta la designación exprés de magistrados que se hizo en vísperas de Navidad.

La batalla no la ganará el más fuerte sino el más inteligente. Hay que confiar en el olfato político del bloque parlamentario que lidera la Asamblea Nacional. Responden al momento histórico del país. Tienen a Maduro sudando frío. Nadie dijo que iba a ser fácil, por eso no hay que desbocarse por muy malos que sean los tiempos. Hay oportunidades que ameritan pragmatismo por encima de las formalidades y pareciera que en eso Ramos Allup y su combo nos llevan una morena. Pero cuidado, sin abusar, porque los venezolanos esperamos, mas que jugadas políticas, soluciones verdaderas a esta crisis. 








Gladys Socorro
Venezolana y periodista
Twitter: @gladyssocorro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada